Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.
23 AGO 13

LA VERDAD DE SER AUTÓNOMO

LA VERDAD DE SER AUTÓNOMO

La situación actual por la que está pasando nuestro país hace que cada vez más personas se aventuren a trabajar por cuenta propia. En el primer semestre del año se han dado de alta 352.621 en el régimen especial de trabajadores autónomos. Respecto al año 2012 han aumentado casi un 17%. Algo muy significativo. Pero que la gente se “lanze” no significa que sea fácil, nada fácil.

Tomar esta decisión para la mayoría de la gente que dimos el paso fue algo muy duro. Por mucha experiencia que tengas en el mundo laboral, el trabajar por cuenta propia te pone en otro lugar del mapa laboral. Hay que tener las ideas muy claras y dejar asesorarte ya que el mar de dudas que se viene encima cuando decides emprender son muchas y los miedos más.

Por eso lo primero que tienes que tener claro antes de empezar a rodar es que quiero hacer. Se puede dar que tu profesión no sea rentable para trabajar por tu cuenta o decidas emprender en algo que veas negocio pero no tienes la experiencia suficiente para ejercer de ello. Es muy importante dejarte asesorar por profesionales e instituciones para tener claro lo que quiero hacer y a donde quiero llegar.

Un tema muy importante es el económico. En los primeros cuatro primeros meses del año un total de 79.511 profesionales se beneficiaron total o parcialmente de la capitalización de su prestación por desempleo para desempeñar su labor como autónomos. A parte de capitalizar el paro hay que ver si voy a disponer de fondos propios o necesito algún tipo de financiación. Si es así, necesito saber que distintas posibilidades de financiación puedo llegar a disponer (ICO, Microcréditos, etc…). Otro tema es acceder a todas las ayudas disponibles que cada institución pueda ofrecer en ese momento. Partidas como compra de activos fijos, tecnología, imagen, etc… suelen estar subvencionadas.

Antes de empezar hay que tener claro que objetivos y metas nos queremos poner y que tiempo marcamos para llegar a ellas. Esto inicialmente nos puede ser de gran valor.

El mercado está saturado de empresas que ofrecen lo mismo. Hay que marcar una diferenciación que como empresa te haga destacar de la demás. Como importante es diversificar tu negocio. Apostar un negocio por una solo línea es arriesgado. Si distribuyo la actividad en distintas ramas podré repartir mejor los ingresos de la actividad sin tener que depender exclusivamente de una línea de negocio. Si veo que una línea no va como quiero podré potenciar más otra.

Lo que una cosa está clara es que tu trabajo se tiene que valorar. La competencia cada vez es más voraz pero lo que no se puede es trabajar gratis. Podremos ajustar los precios pero valorando nuestro trabajo, incluso en algún caso determinado podré no cobrar por que lo estime así. Pero no es lo mismo no cobrar que trabajar gratis. Una mala gestión de tesorería nos puede llevar al precipicio. Hay que tener una hucha para imprevistos que puedan surgir en el negocio.

Y ante todo humildad. Ser realista de la situación. No somos un empresón. No nos vamos hace ricos ni queremos. Lo único que queremos es ganarnos el pan para cada día.
Comenta este artículo
AERTIC
Ingenia Consultoría Tecnológica S.L.